lunes, 2 de noviembre de 2009

DUNHILL, ESENCIALMENTE BRITÁNICO

Elegante, sutil, refinado... ALFRED DUNHILL, con más de un siglo de existencia sigue siendo la verdadera esencia del estilo más típicamente "brittish" pero, eso sí, puesta al día convenientemente.


DUNHILL es todo un icono de la moda dedicada al caballero inconformista. Sus cuatro colecciones principales: Casualwear, Travelling, Recreation y Tailoring of Modern Heritage reflejan toda la tradición del auténtico estilo inglés pero con una caracterítica básica: respetar la vestimenta tradicional trasladándola a las esencias del nuevo milenio.


Evocando sutilmente los entallados cortes de los años 60 del pasado siglo; sus colores grises antracita, azul marino, pizarra y negro mezclados con colores más audaces en los cardigans del más acogedor y puro cachemir. Algodones cómodos y elegantes... todo servido con una campaña publicitaria a la que el actor británico JUDE LAW -el nuevo caballero británico- prestará su imágen durante los siete próximos años.

JUDE LAW es uno de los rostros cinematográficos más cotizados de los últimos tiempos. Heredero del centro dejado por MICHAEL CAINE, LAW nos ofrece su lado más atractivo y seductor. Imagen perfecta -la de el hombre inconformista- de los que ALFRED DUNHILL considera que es su marca.

Una línea de complementos magnífica que encierra desde marroquinería de altísimo nivel hasta relojes, ipods, gemelos y agujas de corbata pasado -como no podía ser de otra manera- por el mundo de las fragancias más exclusivas.


Los perfumes DUNHILL encierran en si mismos el rigor de las creaciones de los grandes profesionales pero siempre envueltos en esencias exóticas y ligeramente orientales. La idea básica de la casa es la tradición inglesa pero mezclada con los ecos de lejanas aventuras, quién sabe si inspiradas en la vieja tradición colonial británica.

Sándalos, inciensos, maderas exóticas, almizcles son todo una combinación sabia que quiere transmitir al HOMBRE DUNHILL su pasión por la aventura y el riesgo -aunque eso si, este último siempre controlado.

GEORGE gusta de esta marca que impone su estilo y tradición a estas nuevas generaciones inseguras y altamente influenciables y adora sus fragancias recias y viriles. ALFRED DUNHILL siempre es una apuesta segura que nunca defrauda y que impone su poder de una forma absolutamente sutil.
Para más información:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Desconocía por completo esta marca y me ha gustado mucho todos los comentarios. Gracias

Pedro Garcia Millan dijo...

ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://pedromillan.blogspot.com/2009/10/wwwexpoautoscommx.html

Gracias

Anónimo dijo...

La calidad emblemática de sus accesorios como los encendedores, su elegancia y eficiencia a toda prueba, sólo la hacen comparable a la mítica francesa Dupont. Encender un buen Habano con un Dunhill de laca de China, en estos tiempos en que los fumadores somos cada vez mas una especie en vías de extinción, nos refuerza ese placer de lo elegante y lo etéreo...